Una de las nuevas tecnologías de seguridad que mejoraron los sistemas de monitoreo, es la cámara IP. Si bien son cámaras que no necesitan de una computadora para transmitir información en línea, estas funcionan con protocolos de internet, y les posibilita hacer un monitoreo constante de un área determinada a través de un software. La transmisión se hace a través de aplicaciones móviles conectadas a la Web.  


En este tipo de cámaras es importante tomar en cuenta los protocolos de seguridad de transmisión de información a través de medios inalámbricos, debido a que se debe codificar la información (imágenes y videos). Estos protocolos son vitales para proteger esa transmisión, y por lo general se utilizan los WPA2, que son los más actualizados y seguros.  


También, se debe utilizar equipos con varios niveles de acceso, los cuales son recomendados en caso que las cámaras IP tengan varios usuarios. De esta manera, los administradores pueden hacer ajustes y cambiar funciones por vía remota, como contraseñas, orientación de las cámaras, etc.


Si quieres conocer más acerca de este tema, envíanos un correo electrónico: proteccionyvanguardiadelacosta@gmail.com